Las habilidades sociales en los niños

Las habilidades sociales son las habilidades o capacidades que nos permiten interactuar y relacionarnos de manera adecuada con los demás y con nuestro entorno. Éstas, son un factor determinante en el proceso de socialización del niño.

En ocasiones, la sociedad, los centros educativos y también los padres conceden una importancia excesiva al rendimiento académico considerando éste como único indicador de ajuste escolar y psicológico del niño. Para tenga un buen proceso de socialización y pueda integrarse plenamente en su entorno debemos concederle tanta importancia como al rendimiento académico, favoreciéndolas tanto desde los centros educativos como desde la familia y su alrededor, ya que éstas ayudarán al niño a tener una buena integración y relación con sus iguales y a tener un nivel de confianza en sí mismo y autoestima que permitirán un desarrollo óptimo como persona.
Cuando nos encontramos ante un caso de fracaso escolar o ante dificultades de aprendizaje, es importante tener esto cuenta, ya que para un buen funcionamiento académico es esencial que el niño se sienta integrado entre sus iguales, sea capaz de participar en clase, tenga autoestima alta y un adecuado locus de control, con todo ello, sus dificultades serán más fáciles de superar.

habilidades sociales en los niñosSaludar, saber estar, comunicarse adecuadamente con sus iguales y con los adultos, expresar sentimientos y opiniones, trabajar o jugar en equipo o empatizar con los demás son habilidades que son aprendidas y que debemos enseñar a nuestros hijos desde pequeños.
Ante todo debemos ofrecer un modelo de conducta adecuado, ya que la mayoría de aprendizajes se realizan por observación e imitación, pero además por modelado y enseñanza directa, por ejemplo:

“Podemos guiar a nuestro hijo sobre la manera adecuada de solicitar ayuda a los demás, favoreciendo que observe esta conducta mientras la realiza otra persona y sugerir cómo lo puede hacer él o ella y a continuación proporcionar feedback sobre su actuación centrándonos en los aspectos positivos o sugerir alternativas en caso de que no sea la conducta adecuada. Esto es muy importante, siempre debemos mostrarle conductas alternativas, ya que a veces se comete el error de reprocharle una conducta inadecuada pero no se le muestra cuál es la conducta qué se espera de ellos y puede provocar frustración en el niño/a”.

Recordemos:

  • Las habilidades sociales son esenciales para el buen ajuste psicológico y académico del niño.
  • Las habilidades se aprenden, por lo que debemos trabajarlas desde casa y desde pequeños.
  • El aprendizaje se realiza por observación, imitación, modelado y enseñanza directa.
  • Debemos ofrecer un modelo de conducta adecuado, somos sus principales referentes.
  • Valoraremos siempre los aspectos positivos, favoreciendo la repetición de dicha conducta.
  • Ofreceremos siempre una alternativa antes las respuestas inadecuadas, debemos hacerles saber qué se espera de ellos.

Y, por último, desde la sociedad, debemos concienciarnos para caminar hacia un contexto escolar que fomente y conceda un gran valor a las habilidades sociales y que se trate como un elemento de aprendizaje básico y necesario para el éxito de nuestros menores.

También puede interesarte los celos infantiles.

Sara Caballero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s