La autoestima de los padres

La autoestima de los padres también es importante

Se define autoestima como la experiencia de moverse por la vida con un sentimiento de auto aceptación, confianza y seguridad en sí mismo, bienestar y satisfacción. Es un estado interior de sentimientos positivos y el estado emocional del cual emerge la seguridad en sí mismo. Es muy importante cuidar la autoestima de los padres, ya que si ellos tienen una alta autoestima los hijos también la tendrán.

Cómo detectar una baja autoestima en los padres

A continuación, expondremos un listado con algunas situaciones cotidianas y tendrás una baja autoestima si, a nivel general, experimentas algunos de los casos siguientes:

  • Si se deprime con facilidad, incluso cuando todos parecen estar bien.
  • Evita hacer cosas con la familia por las molestias que conlleva.
  • Tú y tu pareja no se ponen de acuerdo en la crianza de los niños, así que evitas discutir incluso aunque necesites hablar de esto con alguien.
  • Están en continuas luchas de poder.
  • Tienes la impresión de que tus hijos manejan tu vida y en algún momento has deseado escaparte.
  • No sabes cómo manejar a los niños y cuando intentas solucionar sus problemas te sientes incompetente.
  • Tienes la impresión de que todos los demás, sean profesionales o no, saben más sobre la crianza de los niños que tú mismo.
  • Tienes la necesidad de controlar a tus hijos por el miedo de que la situación se te vaya de las manos.
  • Te deprimes o te enfadas cuando los niños te dicen algo ofensivo, en lugar de mantener la compostura.
  • Deseas tener un día libre pero nunca es el momento adecuado.
  • Nadie en la familia hace bien las cosas y te sientes obligado a hacerlas tú mismo.
  • La lista de obligaciones se hace cada vez más larga y sientes que estás exprimido.

Cómo aumentar la autoestima de los padres

  • Pasa tiempo a solas con cada uno de los niños para que tengas experiencias únicas con cada miembro de la familia. Además, toda la familia juntos para crear un buen ambiente familiar.
  • Pasa tiempo a solas con tu pareja, sin niños ni otras distracciones. Es importante recuperar la magia de la pareja.
  • Date el permiso de tener la casa más desordenada de lo normal, es habitual encontrar casas desastradas cuando se está criando. Pide ayuda a los familiares para hacer tareas del hogar.
  • Aprender a planificar es importantísimo para las familias que disponen de poco tiempo libre.
  • Establece tradiciones familiares cada semana, mes o año. Es importante si las familias tienen parientes que viven lejos.
  • Escucha la música que te gusta en tus auriculares para no molestar a los demás.
  • Si no tienes amigos, hazlos. No puedes depender de la familia para cubrir todas tus necesidades. Es muy enriquecedor compartir la crianza con otros padres en edades similares a los tuyos.
  • Divide todas las metas en etapas, para que sea más fácil cumplirlas.
  • Para no enfrentarte con los miembros de la familia directamente, puedes dejarles una nota. Las notas evitarán una fuente de discusión y al estar escritas evitaran tonos desagradables y podrás pensar más detenidamente en el mensaje.
  • Aprende a decir “no”. A muchos padres les cuesta decir que no a sus hijos, y más si estos en vez de pedir, exigen. Tienen que aprender a que no siempre pueden obtener lo que quieren.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s