¿Y si la madre del niño que pega dice que es para defenderse?

Este artículo está creado para contestar las dudas generadas en el post anterior: ¿y si mi hijo pega o es pegado?

Pregunta de WordPress: Lo veo correcto, pero, ¿qué podemos hacer cuando la mamá del niño que pega, siempre dice que es para defenderse? Es un caso de un niño que pega a las/os compañeras/as si no se sale con la suya, pero para su mamá son tod@s l@s demás quienes siempre empiezan.

Pregunta de Facebook: Pero si cuando le pegan, él se defiende, porque cuando ha intentado decirle a la profesora, ella no hace nada, eso está mal?…a mi parecer no es así, está bien que se defienda, el otro tiene que ver que su mala actitud, tiene una respuesta, sino lo seguirá haciendo…o no?

Ambas cuestiones tiene un tema en común y es la DEFENSA. Si un niño te pega y tu te defiendes deberías estar pensando en parar el golpe y no devolver el golpe, pues entonces la palabra correcta es contraatacar o devolver y no defenderte. Como describimos en el artículo anterior, la respuesta violenta siempre genera más violencia.

La persona al cuidado de los niños, ya sea profesor/a, cuidador/a, debería estar atento en todo momento pero no para centrarse en los aspectos negativos de los niños, sino todo lo contrario, para fomentarles y decirles aquellas conductas que hacen bien. En caso de cometer una acción negativa o generar un conflicto, se deberá corregir en privado. Sí es cierto que si el niño ve que pegando, nadie le corrige y puede salirse con la suya, volverá a repetir esa acción. Debemos fijarnos entonces cuál es el modo de gestionar sus problemas y de qué otra manera podría resolverlos. Si estamos constantemente regañando o castigando a un niño, tampoco surgirá el cambio que queremos en su conducta.

Ahora pongámonos en la piel del profesor/a o cuidador/a. ¿Han intentado ustedes fijarse en su propio hijo y sólo reforzarles aquello que hace correctamente y además con la palabra adecuada? Para saber qué palabras utilizar pincha aquí. Esta tarea que pedimos es tremendamente difícil.

En caso de que sea la madre la que justifique el comportamiento negativo del niño es mucho peor, no solo porque no tiene corrección esa acción del niño, sino porque se le está diciendo que es algo positivo al obtener la recompensa que quería. ¿Qué podemos hacer como padres del niño que es pegado? Es muy complicado. No debemos enfrentarnos a la madre o padre, ya que como padres siempre hacemos lo que consideramos mejor para nuestros hijos. Si nos enfrentamos a ella solo conseguiremos que se cierre en banda y que se enfade.

Corregir nosotros al niño también es algo delicado ya que, si no tenemos la confianza suficiente con los padres, pueden decirte que no te metas en la educación y crianza de su hijo, pues no eres nadie para juzgarles como padres. Lo único que podemos hacer es servirles como ejemplo para que ella misma se dé cuenta de la manera de actuar.

También podemos hablar con el profesor/a, psicólogo/a, director/a del centro para que sea una persona con cierta autoridad educativa y con imparcialidad la que tenga una charla con este caso en concreto.

Hemos de tener especial cuidado porque todos cometemos errores a la hora de educar y criar a nuestros hijos, pero siempre queremos lo mejor para ellos, con lo que nuestras acciones siempre tienen la mejor de las intenciones.

 

¿Y si mi hijo/a pega o es pegado?

¿Y si mi hijo pega a otros niños o le pegan los demás compañeros?

En muchas ocasiones nos encontramos con padres y madres desesperados porque no saben qué hacer ante una situación como la que su hijo/a pegue a sus compañeros. Ya sea en el parque, en la guardería o en la escuela, un niño/a puede pegar por varios motivos, los cuales vamos a ver a continuación.

  • Se siente molesto, irritado o disgustado: El niño muy pequeño no puede expresar los sentimientos de disgusto, molestia o irritación porque no puede decir dónde le duele o por qué está triste o por qué no está conforme.
  • Alguien quiere quitarle algo que tiene o que quiere: esta es la situación más común en los ambientes que hemos citado anteriormente, y es que otro niño quiere quitarle algo (un juguete o su chupete o comida) que el niño/a quiere y por lo tanto se expresa con una palmada al otro niño/a.

¿Qué podemos hacer si nuestro hijo/a pega a los demás?

Lo primero que debemos hacer es observarlo y averiguar si se trata de la primera o de lniños agresivosa segunda opción descritas arriba. Si es la primera, debemos ayudarle a solucionar su molestia y si es la segunda debemos de parar al niño/a cogiéndole de la mano y diciéndole: “NO”. No hace falta que sea gritando, simplemente debemos mostrar autoridad.

Después, debemos observarnos a nosotros mismos y nuestra manera de educar, ya que un niño/a que pega seguramente lo haya aprendido de un adulto que pega. ¿Cuándo pegamos a nuestros niños/as? Pues cuando hacen algo mal y como castigo les decimos: ” te voy a dar en el culo o en las manos” o lo hacemos directamente. Hemos de actuar con el ejemplo y en ningún caso permitir pegarle ni que éste pegue a otros.

¿Qué hacer si nuestro hijo/a es el que recibe el bofetón?

  • Siempre: debemos de acudir a la persona que se encarga del niño/a en ese momento (padre, madre, abuelos, cuidadores) y explicarle lo que está sucediendo. Seguramente ponga su granito de arena para que no vuelva a ocurrir. También podemos parar la mano del otro niño/a que se estaba alzando al nuestro/a y decirle que pare antes de que llegue a pegarle, y preguntarle por qué lo hace. Si es muy pequeño/a no podrá expresarse pero al menos habremos evitado el conflicto.
  • Nunca: debemos de decirle al niño: “cariño, defiéndete y pega tú también”, ya que en vez de escuelas, guarderías o un rato agradable en el parque estaremos creando una selva.

EDUCACIÓN: una respuesta violenta sólo genera más violencia. 

Ayudar a los niños a comprender sus emociones

Los padres, profesores y otros adultos pueden ayudar a los niños a comprender sus propias emociones. Pueden hablar con los niños para enseñarles lo que son los sentimientos de angustia, tristeza, enfado o culpa, entre otros. Los adultos pueden ayudar a los niños a controlar y comprender sus emociones siendo sensibles con los sentimientos y necesidades de los niños. Aprender a expresar los sentimientos y enmascarar otros son lecciones comunes en la vida de los niños día tras día.

El hecho de relacionarse con los demás nos implica tener que manejar sentimientos y emociones de forma socialmente aceptable. Los niños que se enfadan porque tienen que esperar su turno, o que se ríen cuando otro niño se cae, deben ser animados a considerar los sentimientos de los demás.

Una manera de ayudar a los niños a comprender sus emociones es hacerles hablar sobre las suyas y las de otros. Janet Kuebli describió algunas estrategias que pueden adoptar los profesores o padres para que los niños hagan esto:

  • Asegurarse de que el clima del aula fomenta la expresión emocional. Los profesores deben procurar que los niños se sientan cómodos hablando de sus emociones y estar motivados para ayudarles a comprender lo que están experimentando.
  • Estructurar el entorno físico para ayudar a que el niño aprenda sobre sus sentimientos. Los centros de juego varían en las oportunidades que proporcionan para experimentar y comprender las emociones. El entorno familiar y el de juego pueden alentar a los niños a llevar a cabo interacciones sociales en las que las emociones son importantes. Los profesores pueden observar a los niños representar guiones emocionales y después introducir nuevos temas o hacerles preguntas que estimulen a los niños a explorar nuevas causas y las consecuencias de las emociones. Las muñecas o marionetas también son una buena forma de representar las emociones.
  • Los centros de arte son un contexto excelente para una conversación sobre las emociones. El profesor puede animar a los niños a crear dibujos que reflejen acontecimientos personas de sus propias vidas. Por ejemplo, cuando se enfadaron con otra persona o cuando tuvieron miedo de algo nuevo o cuando estuvieron felices por conseguir cumplir un nuevo reto.
  • Usar historias y libros sobre temas emocionales. Se pueden seleccionar libros que muestren las emociones de otros niños y cómo se las arreglan ellos con sus sentimientos. Pueden discutir las causas y consecuencias de las emociones de los personajes y después conectarlos con sus propias historias. También pueden servir otras opciones como la televisión, películas, los juegos y las revistas infantiles.
  • Tratar con las peleas y los enfados de los  niños. Los niños que se pelean aprenden más sobre el enfado si los profesores hacen algo más que separarlos. Los profesores pueden pedir a los niños que le cuenten qué ha pasado y después examinar sus contribuciones personales al conflicto. Pueden preguntar a los niños cómo le ha hecho sentir lo que ha ocurrido y cómo responderán de manera diferente la próxima vez.

La filosofía Montessori

montessori1Las escuelas Montessori se crearon a partir de la filosofía educativa de María Montessori, una médico y educadora italiana que fundó un acercamiento revolucionario a la educación infantil a comienzos del siglo XX. Su trabajo comenzó en Roma con un grupo de niños con retraso mental. Tuvo éxito enseñándoles a leer, escribir y aprobar exámenes destinados a niños normales. Algún tiempo después, ella centró su atención en los niños pobres de los barrios marginales de Roma y obtuvo un éxito similar en su enseñanza. Su acercamiento ha sido desde entonces adoptado en gran medida por centros privados de educación infantil de Estados Unidos.

El acercamiento Montessori es una filosofía de educación en la que se les da a los niños una libertad y una espontaneidad considerables para elegir actividades. Se les permite pasar de una actividad a otra, según ellos lo deseen. El profesor actúa como un ayudante, en lugar de como un director del aprendizaje. El profesor muestra al niño cómo realizar las actividades intelectuales, demuestra formas interesantes de explotar las materias del programa y ofrece ayuda al niño cuando lo requiere.

María Montessori ha revolucionado los métodos actuales de enseñanza y están basados en los siguientes conceptos:

  • Currículum integrado: Abarca los conocimientos y destrezas de los alumnos, así como las actitudes y valores que han de desarrollar.
  • La atención es personalizada centrándose en el alumno en cuestión.
  • Método activo: es un error para Montessori considerar al niño como un ser inactivo y receptivo sin más, sino que se ha de trabajar y potenciar sus capacidades intelectuales desde la imaginación y emoción.
  • La prioridad es el desarrollo de las habilidades y capacidades del niño.
  • De importancia fundamental la relación con los padres y los maestros como parte del desarrollo emocional del niño.
  • La autonomía: dejar al niño volar su imaginación para que sea él mismo quien se convierta en el objetivo de su propia educación.

Durante toda su vida Montessori ha abierto colegios en muchos países y ha comprobado que los niños aprendían y asimilaban las competencias lingüísticas de cada país. Según Montessori, la mayor receptividad se encuentra en los niños de entre 0 y 6 años, siendo entre los 2 y 3 años la mejor época para introducir un segundo idioma. Además, ha llevado a cabo una gran reforma al sistema educativo, liberadora para el niño al mismo tiempo creando un robusto sistema curricular teórico que ha servido de base para el desarrollo actual de nuestras concepciones psicológicas.

La filosofía de trabajo del sistema educativo Montessori propone una gran diversificación y una máxima libertad al niño, de modo que aprenda por sí mismo, siendo consciente de sus descubrimientos y experiencias, y siendo el mismo niño quien marque el ritmo de aprendizaje.

Se tiende a desarrollar la autonomía del niño proporcionándole material didáctico para desarrollar y ejercitar los sentidos. Estos materiales deben ser adecuados para su capacidad y válidos a la hora de motivar sus aficiones e intereses.

Desde los colegios Montessori se sigue la siguiente filosofía de educación:

  • Realizar cosas importantes para el niño correspondientes a su edad.
  • Esforzarse al máximo en la tarea le da al niño una gran satisfacción.
  • La actividad del cuerpo y la mente están dirigidas correctamente cuando se dirigen hacia la excelencia.
  • La concentración es un aspecto esencial para el desarrollo de las capacidades y habilidades del niño, pero debe conseguirse a través del interés de las cosas. El niño ha de aprender a concentrarse solo.
  • El interés por aprender cosas nuevas está en todos los niños de forma innata y natural.
  • Los niños deben aprender a corregir sus propios errores, a detectarlos y controlarlos cuando realizan las tareas.

¿Es mi hijo superdotado?

Buenos días, enhorabuena por vuestro blog. Tengo una niña de 20 meses y ya conoce los colores, los números y las vocales, por lo que me pregunto si sería superdotada. Me pregunto si es mi hija superdotada, ya que hace sentir mal a los demás padres cuando demuestra todo lo que sabe en el parque, con lo que los demás padres se justifican diciendo que las niñas aprenden mucho más rápido. Graciasuperdotado2s. 
No se debe diagnosticar una superdotación sin conocer a la niña y sin hacerle las pruebas pertinentes, con lo que es imposible, con los datos que tenemos el poder concretar el diagnóstico. Reconocer a un niño superdotado es realmente difícil, pues solamente el 2% de la población cuenta con esa gran capacidad.

¿Qué es un niño superdotado?

Un niño superdotado es aquel que posee una inteligencia superior a la media, una gran creatividad, está más espabilado y cuenta con una necesidad de saber o curiosidad insaciable. Estos niños aprenden de diferente manera y es por esto mismo por lo que se les identifica.

¿Qué características presentan los niños superdotados?

  1. Tienden a dormir menos que el resto de niños
  2. Aprenden a leer en menor tiempo que el resto y generalmente antes de la enseñanza formal.
  3. Su primera palabra ocurre cerca de los 6 meses y su primera frase con 12.
  4. El vocabulario es inapropiado para su edad y su razonamiento de adulto. Presenta un dominio por el lenguaje tanto en la expresión como en la comprensión.
  5. Tiene gran destreza para la resolución de problemas.
  6. Aprende el abecedario y sabe contar hasta 10 antes de cumplir los dos años y medio.
  7. Pregunta por cosas inusuales y es muy observador.
  8. Poseen una gran creatividad e imaginación.
  9. Suelen ser críticos con ellos mismos y también con los demás.
  10. Reconocen secuencias complejas y sus relaciones.
  11. Se suelen relacionar con los  niños mayores que ellos.
  12. Se aburre en clase porque ya conoce todo lo que le están enseñando.
  13. Pueden parecer distraídos pero tienen una gran atención por todo lo que les rodea.
  14. Se sienten raros o incomprendidos a veces.
  15. Pueden ser independientes e introvertidos.

¿Y qué puedo hacer para estimular a mi hijo?

Los padres tienen un papel fundamental en la estimulación temprana del niño/a para conseguir que desarrolle todas sus potencialidades. Un/a niño/a puede formarse muy rápido dependiendo de estas características:

  • Esfuerzo: independientemente de si es superdotado o no, un niño/a normal si se esfuerza mucho podrá llegar a un nivel muy elevado de la misma manera que un superdotado sin tanto esfuerzo. Debemos motivar a los niños para que se esfuercen en sus tareas sin llegar a agotarlos y respetando su etapa evolutiva de niñez.
  • Potencialidades: debemos de conocer a nuestro/a hijo/a para fomentarle aquello por lo que destaque, es decir, prestarle atención e incentivar sus inclinaciones.

¿Qué más podemos hacer?

  • Mientras jugamos con el niño/a, podemos fomentar un diálogo con palabras precisas de modo que aumentemos su capacidad lingüística. Podemos apuntarlo a clases de idiomas o si tenemos la competencia lingüística suficiente, podemos hablarle en ese idioma para que sea bilingüe.
  • Podemos desarrollar sus capacidades creativas apuntándolo a música, clases de pintura, clases de interpretación o algún deporte.
  • Realizar excursiones educativas como visitas a bibliotecas, museos o centros donde desarrollen actividades interesantes.

¿Existen diferencias en cuanto al sexo?

Muchos padres achacan la superdotación de una niña a la hora de un habla temprana porque es mujer y las mujeres aprenden más rápido. ¿Es cierto? Se han realizado experimentos para conocer estas diferencias y las mujeres son superiores en el área lingüística, sin embargo, hay más diferencias dentro del propio grupo de mujeres que entre mujeres y hombres.

¿Qué más debo saber?

Debemos saber que cuando se está criando a un bebé de 12-24 meses, muchos padres o madres optan por no dejarles realizar algunas actividades cotidianas como por ejemplo subir las escaleras, con tal de que el niño/a no se caiga. El niño/a es capaz de realizar mucho más de lo que pensamos y que debemos de darle la oportunidad de poder demostrarlo. ¡Nos sorprenderán!

La conciencia del yo en los bebés

La conciencia del YO

conciencia-del-yo-en-bebesEs la etapa del desarrollo cuando el bebé toma conciencia de sí mismo a consecuencia de las atenciones ofrecidas por los padres: como abrazos, mimos, estímulos de los sentidos, cuidados. En los primeros tres meses de vida, el bebé no es capaz de diferenciar dónde termina su propio cuerpo y dónde empieza el de su madre.
Esta etapa va acompañada del deseo de conocer, explorar y comunicar su existencia a los demás. Vamos a ofrecerte algunos consejos para ayudar a tu hijo a reconocerse a sí mismo:

  • Crea un ambiente a su medida: si no dispones de una habitación para el niño, puedes preparar un lugar en la casa donde el bebé pueda jugar y expresarse libremente permaneciendo solo por un tiempo.
  • Es bueno saludarle, señalarle y hablarle pronunciando su nombre y luego hacer lo mismo contigo.
  • La ropa o las mantas son límites físicos entre su yo y el exterior, por eso algunos niños cuando se tienen que cambiar de ropa pueden coger una rabieta. Este comportamiento puede prolongarse hasta los dos o tres años.
  • No frustres su iniciativa de querer hacer cosas solo, como meterle la cuchara en la boca (aunque se manche) o peinarse, pues está aprendiendo y pronto lo hará mejor, solo hay que tener paciencia.
  • El niño utiliza la tercera persona para expresar sus necesidades. Esto indica que empieza a formarse una representación mental de sí mismo desde el exterior. Es normal, incluso, que antes de los 18 meses ni se reconozca al espejo.

Nutrir el desarrollo socioemocional del niño.

¿Cuál es la mejor forma de ayudar al niño a desarrollar competencias socioemocionales?

  • Debemos desarrollar un apego seguro con el niño. Los niños necesitan calor y apoyo de uno o más cuidadores. Los cuidadores deben ser sensibles a las señales del bebé y responder adecuadamente.
  • Debemos estar seguros de que ambos, la madre y el padre, ayudan en la crianza del niño. Los niños se desarrollan mejor cuando son ambos los que le proporcionan calor y apoyo, pues para ello necesitamos evaluar seriamente las responsabilidades a la hora de educar a un hijo.
  • Debemos seleccionar una guardería. Si decides incorporar al niño a una guardería debes evaluar diferentes opciones. Pero asegúrate de que la proporción entre profesores y niños es baja. Además, debes evaluar si los adultos disfrutan y conocen la interacción con los niños. Determina si las instalaciones son seguras y proporcionan actividades estimulantes. Para conocer más sobre este tema, puedes mirar el post de guarderías de calidad.
  • Debemos comprender y respetar el temperamento infantil. Sé sensible con las características de cada niño. Puede ser necesario para proporcionar apoyo extra con los niños deprimidos, por ejemplo. Evita etiquetar negativamente a los niños.
  • Debemos adaptarnos a los cambios del desarrollo infantil. Un niño de 18 meses es muy diferente de un bebé de seis. Conoce cómo se desarrolla el niño, y adáptate a sus cambios. Deja a los niños explorar un ambiente amplio pero seguro.
  • Debemos tener salud física y mental. El desarrollo socioemocional de los niños mejora cuando sus cuidadores están sanos física y mentalmente. Por ejemplo, un padre deprimido no puede responder de forma sensible a las señales del niño.
  • Debemos leer libros sobre el desarrollo infantil. Cualquier libro es un buen comienzo.

Relaciones entre hermanos y orden de nacimiento

Hola, quisiera saber si podrían compartir en su página algo sobre los hijos únicos y su educación, ya que todo el mundo tiene la idea de que un hijo único es un niño solitario que se va a sentir solo toda su vida y que va a ser un caprichoso, un malcriado. Gracias. 

Relaciones entre hermanos

hermanosCualquiera de nosotros  que tenga hermanos tiene recuerdos tanto agradables y afectuosos, como hostiles y agresivos. Las relaciones de niños con sus hermanos incluyen ayudarse, pelear, compartir, enseñarse y jugar. ¿Qué factores podemos tener en cuenta para una relación positiva entre hermanos? Existen muchas combinaciones posibles y es difícil generalizar su influencia, pues depende del número de hermanos, sus edades, el orden de nacimiento, el sexo de los hermanos y si las relaciones entre hermanos son diferentes de las relaciones entre padres e hijos.

¿Son las relaciones entre hermanos diferentes de las relaciones entre padres e hijos? Las observaciones indican que los niños interactúan más positivamente y de formas más variadas con sus padres que con sus hermanos. Siguen las órdenes de sus padres más que la de sus hermanos y se comportan de forma más punitiva con sus hermanos. Sin embargo, los hermanos pueden ser influencias de socialización más importantes en el niño que los propios padres. Una persona cercana en edad, como es el caso del hermano, puede comprender los problemas de los niños y comunicarse de forma efectiva con ellos.

Orden de nacimiento

No existen dos niños iguales, del mismo modo que los padres no se comportan del mismo modo con todos hijos, ya que cada uno de ellos escoge un rol. Si uno es el protector, otro será el gracioso.

  • Los hijos mayores: El hermano mayor es el único que no comparte el amor y el afecto de sus padres hasta que los hermanos llegan. A partir de la llegada del nuevo bebé, éste requiere de mayores atenciones y es por esto que el hijo mayor puede sentirse desplazado. A pesar de esto, los padres tienen una especial relación con el mayor a lo largo de toda su vida. Tiene mayores expectativas y le presionan más, además de interferir en sus actividades con mayor frecuencia. Se espera que el mayor ejercite más autocontrol y muestre un grado mayor de responsabilidad en la interacción con los pequeños. El mayor es el dominante, competente y poderoso (y sobre todo en hermanos del mismo sexo) ya que cuando está celoso, los padres protegen al pequeño. También se espera que ayude y enseñe a los demás. Son más maduros, colaboradores y conformistas. Las demandas de los padres y sus altas expectativas ayudan a que adquieran un gran esfuerzo académico y profesional.
  • Los hijos del medio: Seguramente su personalidad será más comprensiva, cooperativa y flexible. Suelen tener una rivalidad con el hermano mayor y nunca realizarán los mismos juegos ni tendrán los mismos gustos. Aprenden a negociar y adquieren una gran cantidad de habilidades sociales.
  • Los hijos pequeños: Los padres están más relajados con la llegada del pequeño y por tanto, se comportan de manera más indulgente con este hijo. Esto hace que se críe de una forma más relajada y adquiera el papel o rol del gracioso, el guapo de la familia.
  • Hijos únicos: La creencia popular es que es un “niño mimado” con características como la dependencia, la falta de autocontrol y comportamientos centrados en uno mismo. Sin embargo, las investigaciones demuestran que su personalidad es más atractiva siendo ordenados, ingeniosos, creativos e independientes.

Pronosticador del comportamiento

Los investigadores creen que el orden de nacimiento está sobrevalorado y que no influye tanto en el comportamiento de los niños. Por tanto, debemos pensar en otros factores en la vida de los niños que influyan en su comportamiento como por ejemplo, la herencia, el modelo de competencia o incompetencia de los padres, las influencias de los iguales, la influencia de la escuela, factores socioeconómicos, factores sociohistóricos y variaciones culturales.

Cuando la gente habla de los hermanos mayores son de una manera y los demás de otra se está generalizando de forma inadecuada. Lo adecuado sería que los padres conozcan la personalidad y el temperamento de cada niño y creen un ambiente capaz de hacer desarrollar al máximo las capacidades y cualidades de cada uno de ellos.

Pesadillas y terrores nocturnos

pesadillas¿Cuál es la diferencia entre pesadillas y terrores nocturnos? En este post vamos a diferenciar lo que son terrores nocturnos de las pesadillas comunes para saber cómo actuar en cada situación. Es muy común que los niños de entre 3 y 6 años presenten alguna de las dos formas de sueño. Hasta los 5 años, es muy normal que los padres tengan que tranquilizar a los pequeños, pues no entenderán que se trata solo de un mal sueño y que no era real. Si se despierta llorando, tranquilízalo, explícale que se trata de un sueño y quédate a su lado hasta que se vuelva a dormir.

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas son sueños largos y elaborados, normalmente amenazantes que despiertan al niño, con un contenido variado pero siempre de miedo y ansiedad. El episodio termina cuando el niño se despierta, costándole esfuerzo volver a conciliar el sueño. Suelen ocurrir más frecuentemente cerca del despertar en la mañana que al irse a dormir. Si ocurren con demasiada frecuencia puede significar que está teniendo estrés durante el día.

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos están caracterizados por una excitación repentina durante el sueño y un miedo intenso acompañados de numerosas reacciones fisiológicas como aumento del ritmo cardíaco y respiración, fuertes gritos, agitación motora, entre otros.

¿En qué se diferencian?

Pesadillas Terrores Nocturnos
Se recuerdan con frecuencia No se acuerdan para nada del episodio
El niño está dormido en un sueño ligero, sueño REM Parece despierto pero su sueño es muy profundo, sueño No REM.
El niño se da cuenta de tu presencia al despertarse y se tranquiliza El niño parece no darse cuenta de que estás ahí, puede incluso querer apartarte o agitarse todavía más.
Le cuesta conciliar el sueño de nuevo No le cuesta conciliar el sueño de nuevo.
Durante la pesadilla no hay movimientos ni verbalizaciones, si aparece será al final. Presenta una gran activación motora, gritos y una intensa agitación.
Se inicia de los 3 a 6 años Se inicia de los 4 a 12 años.
Suelen remitir con la edad. Desaparecen con el tiempo y no necesitan tratamiento farmacológico.

¿Cómo deben actuar los padres en caso de pesadillas?

  • Se debe siempre calmar al niño después de haber tenido la pesadilla, por tanto debemos acudir al dormitorio del niño y tranquilizarlo escuchando la pesadilla.
  • Se puede valorar el hecho de dormir con los padres si el niño es muy pequeño y si la pesadilla ha salido muy fuerte. Está en la mano de los padres tomar esa decisión.
  • Se puede dejar una luz floja encendida hasta acabar la noche.
  • No hace falta darle demasiadas explicaciones sobre la realidad o no de los monstruos o del contenido de la pesadilla. Se pretende que el niño se vuelva a dormir lo más rápidamente posible y no es necesario alertar al niño con nuestras explicaciones sobre la imaginación, la realidad y otros conceptos abstractos.
  • Utiliza una voz tranquilay trata también de mantener la calma. Si nosotros estamos tranquilos él también lo estará.
  • Al día siguiente se puede volver a hablar de la pesadilla en un ambiente relajado y averiguar sus preocupaciones.

¿Cómo deben actuar los padres con los terrores nocturnos?

  •  No hay que hablarle ni despertarle, pues recordemos que está completamente dormido.
  • Esperar a que pase el episodio, pero con nuestra supervisión. De este modo el niño no podrá hacerse daño.
  • Valorar si existe problemas en la escuela o el otros ámbitos.
  • Se puede enseñar al niño a relajarse antes de dormir.

Cómo debe ser una guardería de calidad

¿En qué consiste el cuidado infantil de calidad? A continuación veremos las siguientes recomendaciones. Están basadas en un consenso de expertos en educación en la niñez temprana y el desarrollo infantil. Es especialmente  importante para los padres conocer a los adultos que cuidarán de sus hijos. Ellos son los responsables de todos los aspectos operativos del programa.

Los cuidadores adultos.

Los adultos deben disfrutar y entender cómo crecen los bebés y los niños.

Debe haber suficientes adultos trabajando con un grupo y preocupándose de las necesidades  individuales del niño. Las proporciones recomendadas en las diferentes edades son las siguientes:

Edad de los niños                                                Ratio adultos/niños

0 a 1 año                                                                     1/3

1 a 2 años                                                                    1/5

2 a 3 años                                                                    1/6

2 a 4 años                                                                     1/8

4 a 5 años                                                                      1/10

Los cuidadores deben observar y anotar los progresos y desarrollo  de los niños.

Las actividades del programa y el equipamiento.

  • El entorno debe acoger el crecimiento y el desarrollo de los niños trabajando y jugando juntos.
  • Un buen centro debe proporcionar un equipamiento suficiente y apropiado y materiales de juego.
  • Se debe ayudar a los bebés y los niños a aumentar sus habilidades de lenguaje y expandir su comprensión del mundo.

La relación de los profesionales con las familias y la comunidad.

  • Un buen programa debe considerar y apoyar las necesidades de toda la familia. Los padres deben acoger las observaciones, discutir las políticas, hacer sugerencias y trabajar en las actividades del centro.

Los profesionales en un buen centro deben tener en cuenta y contribuir a los recursos  de una comunidad. Deben compartir información sobre las oportunidades recreativas y de aprendizaje con las familias.

El diseño de la instalación y el programa deben satisfacer diversas demandas de los bebés y los niños, sus familias y los profesionales.

  • La salud de los niños, los profesionales y los padres debe ser protegida y promovida. Los profesionales deben estar atentos a la salud de cada niño.
  • Las instalaciones deben ser seguras para niños y adultos.
  • El entorno debe ser suficientemente espacioso para acoger una gran variedad de actividades y equipamiento. Más específicamente, debe medir como mínimo 3 m/2 de suelo en el interior por cada niño y 7 m/2 por niño en el exterior.